Dentro de la psicología energética una de las técnicas que más utilizo es la liberación emocional (EFT). ¿Por qué? Porque funciona a una velocidad increíble.

Se basa en una idea cada vez más aceptada: nuestros traumas, conflictos o “lo que tenemos que trabajar” no están en nuestra cabeza, están en nuestro sistema energético. Por eso si tienes una fobia a los aviones yo puedo explicarte lo seguros que son, hablar de los flaps y de todas las estadísticas que hay al respecto. Pero cuando estés en un aeropuerto volverá tu miedo. Porque aunque entiendas todo eso, tu fobia no está en tu mente, está en tu energía, en un bloqueo energético causado por una emoción y que genera otra emoción.

Para encontrar la base del EFT tendríamos que irnos 5.000 años atrás en el tiempo, hasta encontrar los orígenes de la Medicina Tradicional China. En sus puntos de acupuntura nos basamos para desbloquear emociones y liberar así de trastornos y conflictos nuestro cuerpo y nuestra mente. Lo hacemos sin agujas, mediante golpecitos (tapping) y lo combinamos con kinesiología y otras técnicas para afinar el máximo posible.

En palabras de su creador, Gary Craig, “Tal vez debería ser un poco más humilde, pero creo que EFT cambiará tu mundo dramáticamente. Sé que puede parecer un poco exagerado en este momento, pero estas técnicas podrían competir en importancia con la Declaración de la Independencia. Para algunas personas son la Declaración de la Independencia.”

Descripción de la sesión

En la primera sesión normalmente hablamos, nos conocemos y preparamos un plan de ruta. Ya en la segunda comenzamos a practicar, a liberar, a soltar. Lo que me encanta es que tú aprenderás EFT y otras muchas técnicas que te darán recursos para cuando los necesites. Pronto lo integrarás en tu vida y, si es tu deseo, cada vez soltarás antes aquellas emociones que no te hacen bien para ser mucho más feliz.

 

Formadora Avanzada de la Asociación Hispana de EFT (AHEFT).

Formadora Avanzada de la Asociación Hispana de EFT (AHEFT).