• Centre Cívic Navas (map)
  • C/ Navas de Tolosa 312
  • Barcelona
  • España

Hace años me di cuenta de que no sabía hablar. No era precisamente una niña y, además, trabajaba como redactora, pero claramente si yo decía algo con una intención y el otro no recibía mi mensaje, había que rendirse: lo estaba haciendo mal.

Hoy pienso más bien que hablar es fácil, pero comunicarse no tanto. Y ahí estaba justamente lo que había que cambiar. Comencé a experimentar nuevas formas de decir lo que pensaba, más pendiente de mis emociones, de cómo me encontraba, de si era el momento para decir justo eso, de cómo lo tomaría el otro, de las repercusiones que tendría, de cómo sentía mi cuerpo en ese instante, de si más adelante estaría contenta o no con lo que había dicho… En resumen, más consciente de mi comunicación.

Para ello apliqué mis conocimientos sobre el cuarto camino, energías y terapias. Leí distintas investigaciones sobre el cerebro, la epigenética y otras mil cosas que, en este tiempo, he ido descubriendo.

Gracias a todo ello, comencé a ver resultados, me fui animando y practicando más y más. En este proceso busqué libros sobre el tema. No digo que no existan, pero el que yo buscaba no lo encontré. Por eso comenzó a rondarme la idea de escribirlo y frente a ésta estaba otra vocecita que decía “¡qué lo haga otro! ¡un libro es un proyecto enorme!”. Y como no lo hacía “otro” al final lo escribí yo.

La idea inicial era sacarme de la cabeza todo lo aprendido estos años y que todo el mundo pudiera beneficiarse de ello. ¿Por qué? Porque creo que es importante. Estamos viviendo momentos de cambio, es absolutamente necesario que aprendamos a respirar de otra forma, a alimentarnos de otra manera, a vivir de verdad con plenitud y en paz. Para conseguir construir el nuevo mundo que todos queremos, no solo hemos de hacer un cambio personal, hemos de hacer un cambio grupal. Y para ello hemos de entendernos.

ES ABSOLUTAMENTE NECESARIO QUE LLEGUEMOS A ACUERDOS, QUE NOS ABRAMOS A LO QUE NOS DICEN Y QUE NUESTROS MENSAJES LLEGUEN. ESO SÍ, ESTE CAMBIO DEBE SER CONSCIENTE Y BASADO EN EL AMOR. POR ESO MI PROPUESTA ES QUE NOS COMUNIQUEMOS CON UNAS NUEVAS REGLAS, MÁS EFICIENTES, MÁS SANAS Y MÁS AMOROSAS.

He dividido el libro en tres partes. En la primera vemos porqué no nos comunicamos como deberíamos, es importante entender bien el problema para ponerle solución. De eso trata la segunda parte, de propuestas en situaciones determinadas para dar un giro diferente a nuestras interacciones. Desde cómo discutir bien a cómo afrontar un pésame en un funeral. Y en la tercera podrás leer las razones de que este cambio sea básico para nuestras vidas. Yo lo tengo clarísimo, para continuar y acelerar nuestra evolución nos necesitamos los unos a los otros. Como digo en la contraportada del libro:

“Cambiar la forma de comunicarte te hará ver el mundo de otra manera, eso renovará tu energía, transformará tu cerebro, liberará tu corazón y mejorará toda tu vida.”

Si quieres empezar a leer el libro gratis o adquirirlo pincha aquí.