Buenos días,

Os cuento un poco sobre el día de ayer para los que no estuvisteis. Mi marido y yo llegamos tarde por lo del día de la bicicleta. Cuando entré en la sala vi a tres pacientes, como esperaba dos (Margarita y Ana) pregunté. El tercer paciente era Miguel, un hombre que había cambiado todos sus planes para ir a ayudar y que a su vez tenía un diagnóstico de cáncer. Margarita al verlo lo mandó a la camilla, siempre tan atenta a todos. Ella pudo estar mucho menos de lo que hubiéramos deseado, aunque ya con ese ratito que compartimos fue una inspiración. La estuvimos dando luego a distancia y también a Jesús, que tuvo que quedarse ingresado. Ana recibió varias sesiones y luego se fue a casa a descansar.

Fue estupendo estar con ellos y poder compartir con gente nueva y estupenda. Como Luisa que siempre se apunta a todo, un cielo. Mis alumnos tan encantadores como siempre dieron lo mejor de ellos y terminamos sobre las 18h, tras una sesión de 2h seguidas de Reiki en la que ya flotábamos todos...

Supongo que también por la de gente que se unió mandando energía a distancia ¡fueron muchos!

Como suele ocurrir, fuimos a dar y recibimos mucho más de lo que dimos. Ahora toca seguir enviándoles mucha energía a distancia, para lo que más necesiten en este momento...

Gracias a todos los que fuisteis presencialmente y los que os conectasteis desde lejos para ayudar <3 <3 <3 

Comment