Hace años yo estaba muy abierta ya a diversas técnicas energéticas, pero las piedras me parecían carentes de valor en este sentido. Además tenía la imagen de que eran muy de "brujas locas". En cada curso de Reiki mi maestra nos regalaba alguna, yo las iba guardando en un cajón. Realmente no sabía bien qué hacer con ellas y si no las regalaba era por el respeto que tenía a mi maestra. Un día exigieron una mejor ubicación y les compré una bonita bolsa de terciopelo y, poco a poco, me entró curiosidad por ellas. 

De eso hace mucho, luego me convertí en terapeuta de cristales y de obsidiana y ya son parte integrante de mi vida. Ahora soy yo la que hablo en los cursos de ellas y me encanta recibir mensajes de mis alumnos cuando las van descubriendo. El último ha sido este y lo publico con permiso de mi querida alumna, me hace muy feliz que ya sean parte también de su vida.

"Cuantas veces las hemos visto, en pulseras, pendientes y collares, nos fijamos en su belleza pero no pensamos el beneficio que pueden hacernos y lo que nos pueden ayudar en nuestro día a día. Siempre he tenido curiosidad por las piedras, pero a raíz de conocer a mi maestra de Reiki el interés por ellas ha ido aumentando. Mi experiencia con la fluorita ha sido expectacular, normalmente todos los meses cuando tengo el periodo estoy unos días mal, con dolor de cabeza, dolor de estómago y mucha tensión en el cuello. Este mes en lugar de tomar paracetamol y pimperan como en otras ocasiones decidí ponerme mis piedras, mis queridas fluoritas, y la mejora empezó al rato. En ese momento pensé que podía ser de las piedras o quizás fue solo coincidencia. Pero seguí probando, cuando tenía que ir a algún sitio o con alguien con quien normalmente me sentía incómodo y mi actitud ante la situación era diferente, y cuando pruebas y pruebas y pruebas, ya no puedes negar la realidad de lo que te esta pasando. Esas dos preciosas piedras verdes, pulidas y brillantes te están dando algo de lo que todavía no eres consciente. Ellas siempre han estado aquí desde hace muchos muchos años y ahora ha elegido acompañarme y ayudarme. Aprendiendo y descubriendo el maravilloso mundo de las piedras."

Comment