portada2.jpg
Raquel_MG_2150.png
_MG_9848.jpg
_MG_9974.jpg
portada2.jpg

Raquel Rús


Cursos y terapias para manifestar la luz que eres.

SCROLL DOWN

Raquel Rús


Cursos y terapias para manifestar la luz que eres.

Próximos Cursos

Raquel_MG_2150.png

Presentación


"Enseñar es recordarles a los demás que saben tanto como tú."

Presentación


"Enseñar es recordarles a los demás que saben tanto como tú."

Formadora Certificada de EFT por la AHEFT, Profesora Acreditada de Eneagrama por la IEA, Especialista en Gestión Emocional, Terapeuta de Psicología Energética, Maestra de Reiki, Terapeuta de Geometrías de Obsidiana. Autora del libro Comunicación Consciente y colaboradora habitual de la revista Universo Holístico.

 

Puedes elegir cómo vivir tu vida, viendo la magia en todo o sin verla

Sea como sea, eres un mago.

Heka es la fuerza primaria que te mueve y nace del corazón. Es lo que manifestamos cuando fluimos con el Universo. Es la magia.

Los hekay son los que practican heka, los que pueden modificar la realidad según lo que desean. Pero para ello hay que conocer la realidad y saber lo que se desea.

Personalmente sigo en la búsqueda de ambas cosas y me encanta compartir lo que he aprendido en el camino hasta aquí. Como dice Richard Bach “Aprender es descubrir lo que ya sabes. Actuar es demostrar que lo sabes. Enseñar es recordarles a los demás que saben tanto como tú. Sois todos aprendices, ejecutores, maestros.”

Raquel Rús

Profesora Acreditada de Eneagrama por la IEA

Profesora Acreditada de Eneagrama por la IEA

 
Formadora Certificada de EFT por la AHEFT

Formadora Certificada de EFT por la AHEFT



 

Lista de correos

Date de alta para recibir información periódica y artículos de interés. 

Nombre y apellido *
Nombre y apellido
 

Lo último del blog

_MG_9848.jpg

Cursos


Próximos cursos, charlas y seminarios.

Cursos


Próximos cursos, charlas y seminarios.

Me encanta leer, pero hay cosas que no se pueden aprender en los libros, hay que compartirlas y practicarlas. Personalmente me encanta ser alumna, relajarme, disfrutar del aprendizaje y de los compañeros. Y, sin duda, también es maravilloso compartir lo aprendido.

A veces me pregunto qué hago yo dando clases y la respuesta suele ser “si lo que he aprendido en todos estos años puede hacer que alguien sea más feliz, está bien enseñarlo”. De hecho, estudiar todo esto e integrarlo a mí me ha hecho más feliz, me ha ayudado a comprender lo que soy y porqué estoy aquí, me ha dado una perspectiva más sana y eso ha cambiado del todo mi forma de ver la vida, a mí misma y a los demás. Por eso doy clase. Por eso y porque en cada curso yo sigo aprendiendo con vosotros.

Verás que hay cursos de crecimiento personal y otros más dedicados a las energías. Eso es porque mi formación viene más del lado espiritual y luego ha ido completándose con técnicas y escuelas que mezclan más lo energético y lo psicológico.

Estoy convencida de que somos canales de luz, como decía una vez un conferenciante al que vi “Somos lámparas, todos tenemos una luz muy brillante dentro, solo que desde fuera vemos más o menos luz dependiendo de lo limpio o sucio que esté el cristal”. Sea como sea, se trata de tener cada vez más limpia nuestra lámpara.

 
 

ESTOS SON LOS CURSOS QUE IMPARTO. HAZ CLIC ENCIMA PARA SABER MÁS DE CADA UNO:


GESTIÓN EMOCIONAL

¿Qué haces con tu enfado, tristeza o angustia? ¿Sabes cómo afecta a tu cerebro y a tu cuerpo la ansiedad? ¿Te atreves a decir no? Comprende tus emociones, aprende técnicas para gestionarlas y sé más feliz.

EFT (EMOTIONAL FREEDOM TECHNIQUE)

Disfruta de tu presente liberando el pasado, los traumas, las fobias, la ansiedad, el miedo, la ira, la tristeza y todo aquello que no te deja avanzar. Esta técnica americana es sin duda el futuro de la psicoterapia. Rápida, sencilla y efectiva.

ENEAGRAMA

Si a veces esperas que los demás actúen como tú, si necesitas comprender porqué tu familia o pareja son como son, o deseas entenderte mejor y saber hacia dónde vas, en el eneagrama encontrarás todas esas respuestas.

 

REIKI

Todos tenemos la capacidad de dar energía a los demás y a nosotros mismos para relajarnos, sanarnos y reequilibrarnos. Una buena forma de reforzar tu sistema inmune, usada en cada vez más hospitales del mundo, es el Reiki.

REIKI CON CRISTALES

Chamanes y sanadores de todas las culturas del mundo han usado los cristales para sanar y avanzar en su camino de crecimiento personal. En este curso aprenderás a combinar su uso con el Reiki.

APRENDIENDO A PERDONAR Y LIBERARNOS

Viviendo con rencor nadie puede ser feliz. Independientemente de que tengamos o no razón, llega un momento en el que sencillamente no merece la pena vivir sin liberarse. Aprende a ver todo de otra manera y seguir adelante.


Para apuntarte a cualquiera de los cursos puedes hacerlo en la página de Contacto.
Las fechas y lugares donde se darán están en el Calendario.
Si quieres que vaya tu ciudad a impartir alguno en concreto contáctame y lo organizamos. Al ser tú el organizador podrás asistir de forma totalmente gratuita.


  

_MG_9974.jpg

Terapia


Pide tu cita presencial (en Madrid) o desde cualquier parte del mundo (por videoconferencia)

Terapia


Pide tu cita presencial (en Madrid) o desde cualquier parte del mundo (por videoconferencia)

¿Para qué ir a terapia?

Para mejorar tu vida, así de sencillo. Existe una creencia general y profundamente errónea que nos dice que solo si estás muy mal tienes que buscar ayuda, que tú no estás tan mal, que tienes que ser fuerte. Como si ya supiéramos lo suficiente como para arreglarnos solos, como si nuestra vida hubiera sido estupenda y no hubiera ningún dolor, como si todo eso que nos es tan necesario como el aire nos lo hubieran enseñado en el colegio o nuestros padres. Esto es sencillamente una mentira gigante.

Lo normal es no estar bien, porque lo normal es haber crecido en un entorno donde no se nos atendió tal y como necesitábamos, no se nos dio un amor que nos colmara y porque probablemente nuestros padres hicieron sencillamente lo que pudieron (más que los abuelos, probablemente mucho más que los bisabuelos y, habitualmente, menos de lo que hubiéramos necesitado). Aceptar que no pudieron hacer más no quita el dolor, la rabia o la pérdida, para sacar eso hay que hacer algo. ¿Qué pasa si no lo hacemos? Que nos quedaremos enganchados en el pasado, como niños rabiosos que siguen esperando que les den lo que saben que era suyo. No va a pasar. La solución más efectiva es salir de ese deseo en el que nos darán la razón, nos aceptarán y se volverán adultos funcionales para tomar nosotros las riendas de nuestra existencia. Coger ese dolor, rabia, angustia, miedo, creencias tóxicas y necesidades no cubiertas y hacer algo con todo ello para crecer. ¿Quién mejor que nosotros mismos para atender a ese niño interior que sigue esperando? De eso trata venir a terapia.

 

terapia con raquel rús

Como terapeuta mi compromiso es acompañarte en todo tu proceso, poner a tu disposición toda la información que necesites para recolocar tu pasado, tu presente y tu futuro, para poder ver todo con nuevos ojos. Para conseguirlo utilizaré las técnicas más punteras, las que han demostrado ser más rápidas y eficaces, y te enseñaré muchas prácticas para que tu vida mejore que te acompañarán para siempre. Me encantará que tú se las enseñes a tu pareja, a tus hijos, a tu familia y a tus amigos. Eso no me quita clientes, si no que te convierte en una fuente de inspiración para otros, lo que nos beneficia a todos.

Mi intención no es generar dependencia a la consulta, si no independencia en tu vida. 

 

TEMÁS HABITUALES

La historia de cada uno es única, con todo hay temas que se repiten en mi consulta habitualmente, estos son algunos de ellos:

  • Ansiedad
  • Fobias (arañas, tiburones, hablar en público, a coger el coche, a una cierta comida...)
  • Insomnio
  • Traumas del pasado
  • Infancias difíciles 
  • Duelo por la muerte de un ser querido (pareja, familia, amistad o animal de compañía)
  • Duelo por un trabajo perdido
  • Separaciones o problemas de pareja
  • Abusos emocionales y/o físicos
  • Creencias limitantes (todo me sale mal, no valgo lo suficiente, nunca lo conseguiré...)
  • No saber qué pasa y sin embargo tener claro que algo no anda bien porque se está desmotivado, triste o sin energía

 

tu compromiso

Ser honesto con lo que está pasando. Si notas cambios, dímelo. Si no notas cambios, dímelo también para poder ajustarme a lo que ocurre. Te preguntaré habitualmente y tu respuesta sincera siempre será la correcta. De esa manera iremos más rápido.

Te sugeriré prácticas, lecturas o vídeos entre cita y cita, seguir estos consejos acelerará tu mejoría. En caso de que no puedas por trabajo, porque no tienes energía o sencillamente porque surgieron dudas lo hablaremos y me adaptaré a tu ritmo.

Es necesario llegar puntual a tu cita, ya que después de ti puede haber otra persona esperando y si llegas tarde es tiempo que te quitas a ti mismo. En el caso de tener que cancelar o cambiar el horario de alguna, avisar con al menos 24h de antelación (en caso contrario habrá que abonarla en su totalidad).

 

la primera consulta

En nuestro primer encuentro nos dedicaremos a conocer mejor tu historia y tus prioridades. En ningún caso y ninguna consulta se forzará a hablar de ningún tema, siempre procederé desde el máximo respeto a su historia y sus tiempos, utilizando a veces técnicas punteras en las que ni siquiera es necesario que cuentes lo que ocurrió (y que igualmente proporcionarán un alivio).

Cuando vengas hazlo con un cuaderno nuevo que hayas comprado expresamente para este fin, que te guste y te dé buenas sensaciones. En él iremos escribiendo descubrimientos, reflexiones, técnicas y dudas. En él verás todos tus progresos.

 

TERAPIA POR VÍDEOCONFERENCIA

En la terapia por vídeo llamada es necesario ingresar el importe, con al menos dos días de antelación a la cita, en este número de cuenta a mi nombre (es de ING): ES88 1465 0100 91 2700408509. Una vez recibida la transferencia buscaremos (según tus horarios y los horarios de tu país) en qué momento coinciden nuestras agendas. Por vídeo llamada los horarios de consultas son de 9 -13h, de lunes a jueves (horario de Madrid, España). En caso de que este horario no te encaje tendríamos que ir adaptándonos cada semana. Escríbeme con tus horarios para reservar tu cita.

Las terapias por vídeoconferencia tienen una duración de 10 minutos más que las presenciales por los posibles problemas de conexión que puedan surgir.

 

PIDE TU CITA 

Para pedir tu cita o si necesitas más información puedes escribirme en la sección Contacto. Las consultas presenciales tienen una duración aproximada de una hora. 

Tengo horas de consulta en el despacho de 10-13h y de 17-20h según el día y los eventos o cursos a los que tenga que asistir. Escríbeme con tus horarios para reservar tu cita.

 

TESTIMONIOS DE CLIENTES

¿Clientes o pacientes? Por definición un paciente es alguien que "espera" a que pase algo, sobre el que un sujeto activo hace algo. En mi consulta eso no pasa. Las personas que vienen tienen un objetivo más o menos claro y participan de él, el simple hecho de pedir cita ya es algo en lo que toman la iniciativa para mejorar su vida. El ritmo más lento o más rápido ya depende del momento de la persona, lo importante es ir avanzando. 

Estas son algunas de sus experiencias en un camino en el que aprendemos juntos:

Si echo la vista atrás y valoro el tiempo de terapia con Raquel, llego a la conclusión que fue durante mis sesiones cuando tomé las decisiones más importantes de mi vida, porque la claridad y la fuerza con la que salía era la tónica general de ir a mi terapia con ella, siempre daba en el clavo y juntas recorrimos un camino ¡con final feliz!

Llegué con una depresión debida a un tema laboral sostenido durante 3 años, no podía dormir y a pesar de las pastillas no arrancaba en ninguna dirección, le pedí a un conocido un contacto de algún terapeuta que fuese efectivo, que no fuese la típica persona que se sienta a escuchar mientras yo me deshago en lágrimas con una caja de pañuelos de papel al lado y me recomendo a RAQUEL RUS. Y efectivamente así fue, ES una terapia donde eres un ser activo que obtiene herramientas, como el EFT, te conviertes en la persona que trabaja para salir de su situación y ella es un guía respetuoso, dulce y que te va orientando por donde tú quieres ir, a tu ritmo, con ilusión y paciencia. Gracias a Raquel y su terapia, me puse en contacto con mi yo más profundo, con lo que realmente quería y comencé a vivir la vida que anhelaba, sin dramas, sin miedos, con Alegría y con mucha Ilusión.
— G. (Madrid)
Me enteré de que había una terapeuta que sin medicinas, escuchándote y con una terapia de EFT podría sanar toda la porquería que llevaba dentro de mi. Llegué a las manos de Raquel en unas condiciones bastante lamentables, desamor, problemas de infancia, me sentía o me hacía de menos yo mismo, creencias limitantes, etc. Con la guía de Raquel y haciendo EFT a lo bestia, todo esto fue desapareciendo poco a poco. Me ayudé de una ombliguera de obsidiana de la que pedí información a Raquel y os puedo asegurar que a parte de ser un placer delicioso pasar consulta con ella porque es un ángel, hoy gracias a ella, me he puesto en paz con mi niño interior, mis relaciones con mi familia son plenas, el desamor no existe, es mas estoy en vías de poder retomar la relación con otras miras y forma de sentir, mi autoestima es la leche, y me siento pleno, lleno, feliz. Sinceramente, con la mano en el corazón, a mi particularmente me ha devuelto la fe en el ser humano y las ganas de seguir adelante, ser feliz, luchar y hacer lo que realmente yo considero importante. Gracias y mil gracias Raquel, eres LUZ, y no dudaré jamás en recurrir a ella por que sé que en ella a parte mi terapeuta, tengo una mejor amiga. Saludos.
— J. (Madrid)
Conocí a Raquél hace varios años a través de una compañera de trabajo quien me la recomendó en un momento especialmente duro de mi vida. Con ella hice varias terapias, especialmente EFT (que es una terapia que parece una chorrada pero el caso es que ayuda).

Lo que me gusta del EFT es que es fácil de hacer una vez que te lo han explicado bien y sobre todo que te va sacando bloqueos que ni sabías que tenías, asuntos pendientes que desconocías (aunque quizás intuías), para desbloquearlo todo. Es muy importante que Raquel te lo explica todo (tanto la mecánica como las razones) cuantas veces lo necesites. También me ayudó a conocerme más profundamente tanto con las terapias como con nuestras charlas y a ir recuperando la alegría de vivir. Es una persona con una gran humanidad y comprensión, aparte de buena persona, honesta y una tía muy maja.
— P. (Madrid)
Compartí con Raquel algunas de las terapias que utiliza, ya sean obsidianas con geometría sagrada o la técnica de liberación emocional EFT.
En mi experiencia puedo compartir que ha sido todo un viaje de crecimiento y autoconocimiento, donde la primera sorprendida con las cosas que iban saliendo sobre quién soy yo realmente y cómo veo la vida y cómo me veo a mi misma, era yo.

Han salido bloqueos que ni siquiera era consciente de que tenía... Han salido, han sanado, se han transformado... me han liberado. Es importante dejar claro que el trabajo de cada uno es eso, de cada uno... y nadie puede hacerlo por nosotros. Es un trabajo muy personal pero, en el camino, podemos recurrir a herramientas que nos ayudan y nos hacen un viaje más interesante, o una “vuelta al hogar” sin tantas trabas, sin las propias limitaciones que nos hemos ido poniendo a lo largo de los años...y de las cuales no somos ni conscientes, la mayor parte de las veces.

Ahí es donde Raquel y las terapias que conoce, junto a su intuición, pueden tomar acción. Ahí es donde, desde la naturalidad de lo que ES, puede mostrarte un camino, una ruta, o una herramientas que cambiarán tu experiencia de vida a mejor. De muchas personas se puede decir: “conocerla es amarla” pero además, en caso de Raquel, conocerla es “amarse más a uno mismo” porque a través suyo, te llegas a conocer mejor a ti mismo.

Cada sesión de EFT, cada experiencia “curiosa” tras el uso de las obsidianas o al realizar los ejercicios diversos sobre la expansión de tu propia energía, darían para publicar un libro pero ese libro es único y personal para cada uno de nosotros. No dejes que nadie te lo cuente y anímate a saber cómo es el tuyo propio.
— Ainoa (Madrid)
Desde que era muy pequeña he tenido pánico la arañas. Sabía que era un miedo irracional, pero el pánico me sobrepasaba y era incapaz de controlarlo. Cuando localizaba una araña era incapaz de pensar en otra cosa, y daba igual la situación, he pasado auténticos calvarios intentando “estar” en lugares donde sabía que había arañas a mi alrededor y he hecho un ridículo espantoso cuando me daban los ataques de pánico delante de gente que no me conocía. No podía ir de campin, ni hacer pis en baños públicos susceptibles de albergar visitantes patilargos… Es decir, ha condicionado mi vida.

Un día, Raquel me dijo que eso se podía solucionar en una sesión, y yo era incapaz de creerlo, así que le concedí el beneficio de la duda, y tras una sesión de EFT, mi nivel de ansiedad bajó bastante, pero la prueba de fuego apareció un día en que una arañita decidió hacer su casa sobre la puerta de entrada a mi casa. La primera mañana me sorprendió cuando la vi mientras esperaba el ascensor. Ya no la veía como una amenaza, simplemente la miré y le dije hasta luego mientras me metía en el ascensor. He de decir que no era excesivamente grande, pero lo suficiente como para hacerme sentir escalofríos en otro momento de mi vida. Al volver a casa al mediodía seguía allí, y como para abrir la puerta tenía que situarme justo debajo de ella, me armé de valor y lo hice muy rápido. Y comprobé que no pasaba nada… Al salir después de comer, ya sabía que estaba ahí, así que salí sin mirar hacia arriba y cuando llegué al ascensor la volví a mirar y me despedí otra vez…

Fueron pasando los días y la pequeña araña fue creciendo poco a poco y se iba cambiando de sitio en el rellano, aunque su lugar favorito era la esquina de mi puerta, ¡qué maja!, así que la empecé a coger cariño, me saludaba por las mañanas y cuando llegaba de trabajar, ahí estaba esperándome… Ya no esquivaba la vista cuando salía por la puerta, era capaz de mirar hacia arriba y observarla directamente sin temor, incluso cerraba con llave la puerta sin salir corriendo, lo hacia con toda la calma del mundo.

Empecé a preocuparme porque una araña necesita comida y claro, en un rellano cerrado pocos insectos iba a encontrar, pero no podía hacer nada por ella… Un día llegué a casa y no estaba… Me temí lo peor… Mi amiguita se habría muerto de hambre… Pero me llevé una alegría tremenda cuando al día siguiente volvió a aparecer justo encima de mi cabeza, como hacia todas las mañanas… ahí fue cuando me di cuenta de lo increíble de mi transformación… Había tomado cariño a lo que más temor me provocaba en el mundo. Aún debo trabajarlo para arañas de tamaño considerable, porque algo de temor queda, pero estoy segura de que a partir de ahora será todo mucho más fácil. Y todo gracias al EFT, y a Raquel, por supuesto. Si alguien duda de su eficacia, no tiene más que probarlo, ¡mi arañita y yo damos fe de que funciona!
— Diana (Madrid)
Raquel llego a mi vida cuando las dos todavía estábamos en el mundo de la publicidad y las multinacionales. Pero no fue hasta años después cuando regrese a España de un viaje largo por Sudamérica que sentí la necesidad de ponerme en sus manos. Había conflictos internos sin resolver y confiaba en ella plenamente. Gracias a su sabiduría y las técnicas con las que trabaja pude ver luz donde antes solo veía miedos y frustraciones. Soy un 7 en eneagrama, necesito acción, pero también a alguien como Raquel que sabe cómo funciono y mis puntos de personalidad. Dio en la clave. Gracias de corazón, me aportas además de momentos fantásticos, herramientas para gestionar mis emociones y subir un peldaño en el objetivo, estar en armonía y consonancia con la vida
— Lucía (Madrid)
Lo genial de trabajar con Raquel es que no se anda con rodeos, te presenta las herramientas para que puedas ser dueño de tu vida. La que mas me gusta es el eneagrama. El poder entenderme y entender a los demás le ha quitado hierro a los asuntos cotidianos y comunicarse, a veces, parece mas fácil.
— A. (Madrid)
Delante de una vitrina expositora y dentro de una bolsita roja se escondía Osiris, no podía verla, aunque sabía que era para mí. Me empeñé en comprarla, me dijeron que si compraba esa obsidiana debería recibir instrucciones y una sesión de terapia porque era una piedra muy potente. Raquel me explicó como trabajaba con la energía femenina, deshaciendo bloqueos.
Me habían detectado unos nódulos en las mamas. En la ecografía se veían perfectamente. Empecé a trabajar con Osiris durante 3 meses, siguiendo las pautas marcadas. Cuando volví a la siguiente revisión, el ecógrafo no podía dar crédito a lo que veía. De hecho, buscó otro aparato pensando que se había estropeado, llamó a un compañero, para que confirmara su diagnóstico, el resultado fue el mismo. Los nódulos no estaban, desaparecieron, por arte de la magia de Osiris. Recomiendo esta terapia por ser efectiva, rápida, indolora. Requiere voluntad, constancia y una buena terapeuta como Raquel.
— Carmen (Madrid)

 

 

ENLACES RELACIONADOS

 

ARTÍCULO "LOS VALIENTES VAN A TERAPIA"

Hay dos tipos de personas, aquellas que solucionan sus problemas y aquellas que deciden vivir con ellos. Así de primeras ¿cuáles te parecen más valientes? Personalmente lo tengo claro. Mis pacientes son atrevidos, desafían en muchos casos lo que todo su entorno piensa y tienen las narices de enfrentar su dolor y traspasarlo. De cualquier forma, también comprendo a todas las demás personas.

Desde bien pequeños nos enseñan que a terapia van “los locos”, los que les pasa algo muy malo o los débiles. Nos enseñan a besar a la amiga de mamá que no nos gusta nada, a dejar nuestros juguetes cuando no nos apetece lo más mínimo, a estar calladitos y a aguantar. Con frases como “sonríe que estás más guapo”, “los niños buenos no se enfadan” o “compórtate como una señorita”, refuerzan un aprendizaje fatal. Aprendemos que lo que sentimos no es importante, que ser buenos es no ser nosotros mismos. Seguir leyendo en https://hekay.es/blog/3/3/2016/los-valientes-van-a-terapia

 

ARTÍCULO "DEJA DE SER FUERTE"

De pequeña a mí también me dijeron que tenía que ser fuerte. Nada de ser ñoña o quejarme. Prohibido expresar emociones que incomoden.

Deduzco que nos lo debieron de decir a la mayoría porque lo escucho como frase recurrente en pacientes y amigos: “tengo que ser más fuerte”, “antes estas cosas no me afectaban tanto, era más fuerte”, “siempre he sido muy fuerte”, “mi madre es fuerte, ahora no sé qué le pasa”… Antes lo consideraba “normal”, ahora cada vez más siento tristeza y rabia al escucharlo.

Me parece que eso de ser fuertes no nos sienta nada bien, va a ser mejor que dejemos de serlo. De pronto no nos convertiremos en seres flojos que suplican ayuda, cariñitos o atención, no seamos extremistas. Cada vez que hacemos como que no pasa nada, cuando sí que pasa, por dentro generamos un bloqueo. Seguir leyendo en https://hekay.es/blog/30/6/2016/deja-de-ser-fuerte

 

ARTÍCULO "DEJA DE AVERGONZARTE POR LO QUE TE PASÓ"

Hay una tendencia generalizada a querer ser "normales". Entendiendo como “normal” que nuestro padre y nuestra madre se quisieran mucho, decidieran casarse, luego tuvieran ilusión por tenernos, nos recibieran con gran alegría y nos educaran para ser aquello que más deseáramos (sin importar si el abuelo era abogado, como tu padre, si eliges ser artista o decides no estudiar nada e inventar algo nuevo a tu manera). También parece que lo “normal” es que nunca hubiera problemas en casa. Nada de discusiones, amenazas, alcoholismo, problemas mentales, abusos sexuales, drogadicción o conductas infantiles y crueles por parte de los mayores. Lo “normal” a veces es entendido como que te reconocieron tu lugar en la familia, fuiste apreciado por lo que eras y nunca hubo un chantaje emocional. Los niños en el colegio jamás te humillaron, te dejaron de lado o tú te sentiste que no encajabas. Y, claro, al crecer ninguna pareja te fue infiel o te amenazó, ni hubo jefes injustos, ni pasaste por periodos de ansiedad o depresión. Todo esto es lo “normal” ¿verdad?

Lo curioso es que mi vida no ha sido "normal". Miro la vida de mis amigos, y tampoco. Y cuando mis pacientes vienen a terapia jamás me han contado una historia "normal". Entonces señores ¿qué estamos haciendo avergonzándonos de nuestras vidas porque creemos que son "anormales" si la de nadie es "normal"?

Seguir leyendo en https://hekay.es/blog/1/11/2016/deja-de-avergonzarte-por-lo-que-te-pas

 

 

Estas son algunas de las terapias que utilizo habitualmente.
Haz clic encima para saber más de cada una:

 

EFT (EMOTIONAL FREEDOM TECHNIQUE)

Una técnica tan eficaz y rápida que incluso se ha usado con veteranos de guerra ayudándoles a liberar todas sus emociones y traumas.

REIKI

Relajarte, dormir mejor, favorecer la sanación o conocerte más son solo algunos de los beneficios reconocidos de esta energía.

GEOMETRÍAS DE OBSIDIANA

La obsidiana es una piedra sagrada que abre el inconsciente para darnos la oportunidad de liberarlo.


Si estás interesado en alguna terapia y quieres que tengamos una sesión o más información puedes escribirme en la sección Contacto.

La cancelación o cambio de hora de la cita se hará con al menos 24 horas de antelación.